Hoy nos vino a la cabeza éste castizo dicho, y no teníamos ni idea de cual sería su origen. Como en muchas (casi demasiadas diría yo) ocasiones, la Wikipedia nos iluminó con su sabiduría. Para los que tampoco lo supieran, leed:

“Su origen se sitúa en el cuerpo de policía rural creada por los Reyes Católicos a finales del siglo XV llamado la Santa Hermandad. La Santa Hermandad perseguía todo tipo de delitos, pero principalmente los relacionados con la fe en relación directa con la Inquisición. Sus miembros vestían unas casacas con mangas verdes y no se caracterizaban precisamente por su puntualidad.

También se dice que este dicho proviene de la Guardia Urbana creada en el siglo XIX por el Sr. Conde de Romanones y llamados los componentes de la misma por extensión “Romanones” que llevaban un uniforme compuesto de guerrera cruzada y pantalón en color azul marino con las bocamangas de la guerrera en verde, tocados de gorro colonial igual al que aún usan los policías ingleses, y armados con un gran sable a la cintura. Aun en las representaciones de la zarzuela ” La Verbena de la Paloma ” se ve a dos guardias como los descritos. Era típico que en los momentos de alteraciones del orden público tardaban mucho más de lo normal en acudir a los requerimientos de la autoridad.

Se cree también que pudo iniciarse este dicho en una antigua policía inglesa que vestía también casaca verde y era famosa por acudir tarde al auxilio. Quizá debido a la ferocidad de las bandas locales en aquella época.”

Fuente: Wikipedia

Un saludo,

Anuncios